Aprendizaje Cooperativo

 

portada aprendizaje cooperativo

 

El aprendizaje cooperativo es una metodología para la construcción de conocimiento y la adquisición de competencias y habilidades sociales y comunicativas para la vida, fundamentada en el trabajo en equipo y entre iguales. Se basa en la corresponsabilidad, la interdependencia, la interacción y la participación igualitaria de todos los miembros, y fomenta valores como la tolerancia, el respeto y la igualdad.


Este aprendizaje se pone en práctica mediante estructuras cooperativas, es decir, técnicas o formas de trabajo en equipo, con roles asignados a sus miembros, unos tiempos establecidos y unas pautas de organización para desarrollar una tarea o actividad. Las estructuras pueden ser simples o complejas; estas últimas surgen de la combinación de varias estructuras para realizar un trabajo.


Frente al trabajo en grupo, el trabajo cooperativo requiere de la participación equitativa de todos los alumnos, y de su responsabilidad individual, colaboración y ayuda mutua para lograr el éxito del equipo en la actividad propuesta. En todas las unidades didácticas se realizan actividades que fomentan el aprendizaje cooperativo.


• El aprendizaje debe entenderse como un proceso de construcción y abstracción de relaciones, gradualmente más complejas, configuradas a partir de la actividad del alumno. Así pues, en un principio el trabajo será de naturaleza esencialmente intuitiva, a través de actividades extraídas del ámbito vivencial del alumno. De manera gradual, se irá pasando de lo estrictamente manipulativo utilizando al máximo (MANIPULAMATES) para ir pasando de lo práctico y concreto hasta lo esencialmente simbólico, abstracto y formal.


• El alumnado en este curso va perdiendo el egocentrismo de la etapa anterior, por lo que está más preparado para cooperar y colaborar encontrando la emoción de descubrir a los demás como personas y al entorno que les rodea. A lo largo del curso fomentamos y vivenciamos el respeto y la escucha activa y la valoración del esfuerzo adquiriendo un mayor grado de responsabilidad ante su tarea diaria.


• Según los contenidos y las actividades a trabajar dentro del aula, se utilizan diferentes maneras de organizarla: gran grupo, lineal, circular, forma de U, parejas, pequeño grupo o individual…


• En cada unidad didáctica se sigue el siguiente esquema:

  1. Motivar al alumnado: mediante la observación y trabajo guiado de la lámina inicial para activar los conocimientos previos, interrelacionándolos con otros conocimientos y crear expectativas sobre el contenido de la unidad.
  2. Exposición de la unidad tanto a nivel oral como por escrito, planteando al alumnado actividades de asimilación y consolidación.
  3. Verificación del aprendizaje significativo y comprensivo por parte del alumnado mediante: corrección de libretas, juegos de cálculo mental, actividades dirigidas en la pizarra, juegos de razonamiento y lógica, juegos matemáticos manipulativo y pruebas individuales tanto a nivel oral como escrito.
  4. En cada unidad didáctica una se proponen una serie de actividades “leo, pienso y resuelvo”, “Cálculo mental” y retos matemáticos.
  5. Una serie de actividades para afianzar la unidad que se está trabajando”, “repasa la unidad” así como otras actividades para recordar y afianzar los contenidos trabajados en las unidades anteriores “repasa las unidades”
  6. En todas las unidades se realiza una serie de actividades con el fin de trabajar más directamente las Competencias Básicas “Pon a prueba tus competencias”.
  7. Actividades en la pizarra digital TIC

• Atención más individualizada dentro del aula para el alumnado que por sus características lo requiera (en el apartado 8 se especificarán las distintas medidas de atención a la diversidad).


• Orientaciones para organizarse el trabajo y el tiempo en casa: Las tareas escolares para casa se asignan únicamente con fines de afianzamiento del aprendizaje (estudio) y aplicación del mismo. Estas tareas deben ser dosificadas a las posibilidades del alumnado sin afectar al descanso que le corresponde. Las tareas no deben reemplazar las clases ni deben ser impuestas como castigo o medida disciplinarías, por lo que habrá días y periodos vacacionales en las que no lleven tareas asignadas y en las que tanto familias como profesorado fomentaremos otro tipo de actividades.
aprendizaje